El Consorcio formado por la compañía CAF de Beasain (Gipuzkoa) y la empresa canadiense Thales (CAF-Thales) se ha adjudicado por 451 millones de dólares (335 millones de euros) dentro de una licitación internacional el suministro y mantenimiento de trenes y sistema de pilotaje automático al Metro de Santiago de Chile, anunció en una nota remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). 

En concreto, la propuesta del consorcio se ha adjudicado, tras un proceso de 15 meses de duración, el suministro de 185 nuevos coches con aire acondicionado, de los que 115 son para la Línea 3 y 70 para Línea 6, así como el sistema de pilotaje automático CBTC y el mantenimiento del material rodante.

La oferta incluye suministros por valor de 336 millones de dólares (250 millones de euros), costes de mantenimiento y repuestos por 19 millones de dólares (14 millones de euros). Ambas partidas se ven complementadas en moneda local.

En la nota, CAF-Thales indica que una de las características destacadas en la oferta técnica ganadora es la eficiencia energética que representa el transporte de un número mayor de pasajeros con menor consumo de energía.

De esta forma, los nuevos coches tendrán una capacidad de 260 pasajeros, superior a la actual oferta de los trenes que ya operan en la red. Además, los 185 nuevos coches contarán con aire acondicionado, sistema de pilotaje automático, sistema de información a pasajeros, cámaras de vigilancia al interior de los trenes y mayor seguridad, entre otras innovaciones, que ubicarán a las dos nuevas líneas entre las más avanzadas del mundo.

El proyecto de estas nuevas líneas es el más relevante en la historia del Metro de Santiago de Chile y uno de los mayores hitos de infraestructura en ejecución en Chile. Tras su puesta en funcionamiento, se dará cobertura a más de un millón de potenciales usuarios en la red, a través de 28 nuevas estaciones.

(Artículo Original)