Concluimos, con éste, la serie de 3 artículos donde destacamos las características claves para identificar las principales rocas relacionadas con la ingeniería y la construcción. Repasados ya los grupos de las Rocas Ígneas y de las Rocas Metamórficas, hoy es el turno de las Rocas Sedimentarias. ¿Te lo vas a perder?

Como ya os hemos comentado en los dos artículos anteriores, el reconocimiento del terreno se antoja imprescindible a la hora de proyectar y ejecutar una obra de construcción, dado que en función de la presencia de unos minerales u otros variará la capacidad portante y los posibles peligros relacionados con el suelo. Para poder atajar cualquier problema que se presente o simplemente, para proyectar adecuadamente una obra, el primero de los pasos será siempre el reconocimiento del terreno.

En este tercer capítulo analizaremos las rocas sedimentarias, que son provenientes de otras rocas preexistentes de cualquier tipo (plutónicas, filonianas, volcánicas, metamórficas o sedimentarias) y que se han visto sometidas a procesos complejos de alteración y/o disgregación. Dichos procesos siguen los mismos patrones, donde podemos diferenciar de una manera clara 3 subprocesos: erosión, transporte y sedimentación.

Como dato a destacar, resaltaremos que las rocas sedimentarias suponen un codicioso 75% de los afloramientos totales, con el que constituyen tan solo el 5% de la corteza terrestre, esto es, las rocas sedimentarias suponen una capa fina que envuelve la práctica totalidad de la superficie terrestre.

Con el objeto de facilitar su posterior aplicación, realizaremos una clasificación de este tipo de rocas según su génesis. De este modo, encontraremos rocas detríticas, intermedias y no detríticas:

 

  • Detríticas: formadas por acumulación de derrubios procedentes de la erosión y depositados por gravedad tras su transporte.
  • Intermedias: margas, cuya composición es detrítica y química.
  • No detríticas:

          - Carbonatadas: aquellas cuya composición está formada por más del 50% de minerales carbonatados.

          - Evaporitas: formadas por la evaporación de aguas salinas, principalmente encontraremos yesos.

 

Tal y como hemos establecido en los post anteriores, tras aclarar las posibles procedencias de nuestras rocas, avanzaremos hacia su reconocimiento. El primer paso será realizar una comparación de la roca a analizar con las imágenes que os presentamos a continuación para, posteriormente, constatar que cumple con alguna de las características que os citaremos  y, de este modo, identificar cualquier roca que se nos presente en obra.

 

ROCAS SEDIMENTARIAS DETRÍTICAS

 

Conglomerado pudinga (testigo de sondeo) (F27):

Fragmentos de roca, de forma redondeada, cementados en una matriz.

Minerales: cemento (calcítico o silíceo), gravas de calcita, gravas de cuarcita.

 

 F27

 


Conglomerado brecha (F28):

La diferencia con la pudinga son los ángulos que presentan los clastos por no haberse desgastado.

Minerales: cemento (calcítico o silíceo), gravas de calcita, gravas de cuarcita.

 

 F28

 

 

Arenisca (F29):

Fragmentos de roca de entre 2mm y 0,06mm. Amplia gama de colores.

Minerales: Fragmentos de rocas de arena.

 

 F29

 

 

Arenisca micácea rojiza (F30):

Muy alto contenido en mica. Cierta esquistosidad, por lo que se rompe en lajas finas.

 

 F30

 

 

Limo (enfrascado) (F31):

Fragmentos de roca de entre 0,06mm y 0,004mm. Color blanquecino o grisáceo. Carece de plasticidad y se deshace en los dedos.

Minerales: Sílice, caliza, arcilla.

 

 F31

 

 

Arcilla amarillenta (F32):

Tamaño de grano inferior a 0,004mm. Aspecto terroso, tacto fino. No reacciona ante el HCl. Al echarle el aliento huele a tierra mojada.

Minerales: Caolinita, ilita, montmorillonita.

 

 F32

 

 

Arcilla rojiza (F33):

Muy semejante a la arcilla amarillenta. Su color se debe al óxido de hierro que contiene.

Minerales: Caolinita, ilita, montmorillonita.

 

 F33

 

 

Fango (lodo) (F34):

Arcilla con alto contenido de materia orgánica. Color azul oscuro. De muy baja densidad, pegajosa y untuosa.

 

 F34

 

 

 

ROCAS SEDIMENTARIAS INTERMEDIAS

 

Marga arcillosa amarillenta (B35):

Más cerca de las arcillas. Olor a tierra húmeda al echarle el aliento.

Minerales: carbonato cálcico (calcita), lutita y arena.

 

 B35

 

 

Marga calcárea (B36):

Más compacta, más dura y menos terrosa que la marga arcillosa.

Minerales: carbonato cálcico (calcita), algo de arcilla y dolomita.

 

 B36

 

 

 

ROCAS SEDIMENTARIAS NO DETRÍTICAS

 

Rocas carbonatadas.

 

Caliza margosa (B37):

Colores variados. Roca densa y dura (aunque la muestra es algo blanda), se ralla bien con el acero. Presenta efervescencia con el ácido clorhídrico (HCl).

Minerales: domina la calcita. Otros minerales presentes son la dolomita, sílice, feldespato, arcilla, pirita y siderita.

 

 B37

 

 

Caliza cristalina (B38):

Se observan los cristales. Roca dura y compacta. Se ralla con el acero. Fractura concoidea.

Minerales: Calcita (CaCO3).

 

 B38

 

 

Caliza fosilífera (B39):

Alto porcentaje de restos fósiles.

Minerales: granos de cuarzo, restos de conchas y caparazones de foraminíferos.

 

 B39

 

 

Caliza de alveolinas (B40):

Minerales: abundantes restos fósiles de alveolinas.

Minerales: Calcita (CaCO3).

 

 B40

 

 

Caliza oolítica (B41):

Es una caliza constituida por esferitas de caliza (oolitos) cementadas por carbonato cálcico (calcita).

Minerales: Calcita (CaCO3).

 

 B41

 

 

Toba calcárea (B42):

Formación en aguas con calcita. Al pudrirse las plantas, quedan multitud de huecos que dan a la roca un aspecto esponjoso.

Minerales: Suele contener arena. Calcita.

 

 B42

 

 

Dolomía (B43):

Aspecto similar a la caliza, diferenciándose de ella en que la dolomía no da reacción con el HCL.

Minerales: Dolomita y calcita.

 

 B43

 

 

Rocas evaportias.

 

Yeso masivo (G44):

Muy blando, de color blanco.

Minerales: yeso (sulfato de calcio hidratado CaSO4·2H2O) con impurezas de arcilla y carbonatos.

 

 G44

 

 

Yeso alabastrino (G45):

Ligeramente translúcido, de color blanco.

Minerales: yeso (sulfato de calcio hidratado CaSO4·2H2O).

 

 G45

 

 

Yeso rojizo (G46):

Algo más duro que los anteriores. Aparece mezclado con arcillas.

Minerales: yeso (sulfato de calcio hidratado CaSO4·2H2O).

 

 G46

 

 

Yeso grisáceo (G47):

Bastante dura, densa y pesada.

Minerales: yeso (sulfato de calcio hidratado CaSO4·2H2O), contiene mezcla de arcilla, marga o limo.

 

 G47

 

 

Yeso laminar (G48):

Roca blanda y exfoliable. Cristales transparentes con brillo cristalino.

Minerales: yeso (sulfato de calcio hidratado CaSO4·2H2O).

 

 G48

 


Yeso fibroso (G49):

Roca blanda, poco resistente.

Minerales: yeso (sulfato de calcio hidratado CaSO4·2H2O).

 

G49

 

Esperamos que, tras la lectura de esta guía compuesta por 48 rocas direferenes, el reconocimiento e identificación de rocas en obras de construcción no suponga ningún misterio para ti y hayas disfrutado de ella tanto como nosotros al prepararla.