El puente-túnel de la Bahía de Cheeapeake es un enlace que une Norfolk y el cabo de Charles, en el Océano Atlántico, Virginia, en el este de Estados Unidos.

La longitud total del puente-túnel de la Bahía de Cheeapeake es de 26 kilómetros y la anchura de la calzada por la que circulan los vehículos es algo menor de 9 metros.

Una de las principales dificultades a las que tuvo que enfrentarse esta gran infraestructura es que está construida en una zona de gran profundidad.

Chesapeake

Esta maravilla de la ingeniería civil cuenta con dos túneles, dos viaductos y cuatro islas artificiales.

Los túneles fueron fabricados en un taller por partes y transportados mediante pontones al lugar donde serían colocados.

La construcción del puente-túnel de la Bahía de Cheeapeake terminó en el año 1964 y su inauguración se celebró en abril de ese mismo año.